Noticias Destacadas

Noticias Vida y Salud

Martes, 09 Octubre 2018 13:26

El Día Mundial de la Salud Mental 2018 se centrará en los jóvenes y la salud mental en un mundo cambiante.

Valora este artículo
(0 votos)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es el “bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los Aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación”

Los agentes relacionados con la salud mental deben unir sus fuerzas para educar a la población y cambiar sus actitudes hacia las enfermedades mentales.

  • Mejorar los derechos humanos en los servicios de salud mental. Se deben crear mecanismos de vigilancia de los derechos humanos para proteger a los pacientes del trato inhumano y degradante, de las malas condiciones de vida y de los ingresos y tratamiento involuntarios inapropiados y arbitrarios.
  • Dando poder efectivo a los usuarios de los servicios de salud mental y a sus familiares. Es necesario apoyar la creación o fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de los servicios de salud mental y de sus familiares ya que tienen una función esencial en el diseño y aplicación de las políticas, planes, leyes y servicios.
  • Sustituyendo las instituciones psiquiátricas por la atención en la comunidad. Teniendo como referencia el Modelo Comunitario en salud mental.
  • Aumentando la inversión en salud mental. Es necesario dedicar mayor presupuesto sanitario a la salud mental, formar a más profesionales y potenciar la investigación.
  • Adoptando políticas, leyes y servicios que fomenten los derechos humanos y el empoderamiento en salud mental.

Los factores de riesgo de los problemas de salud mental

Los malos tratos en la infancia; la violencia en la familia, la escuela y el vecindario; la pobreza; la exclusión social y la desventaja en materia de enseñanza.

 Las enfermedades psiquiátricas y la toxicomanía en los progenitores, así como la violencia marital, también aumentan la situación de riesgo de los adolescentes, al igual que estar expuestos a las alteraciones sociales y la angustia psicológica que acompañan a los conflictos armados, los desastres naturales y otras crisis humanitarias.

El estigma dirigido hacia los jóvenes con trastornos mentales, y las violaciones de los derechos humanos a las que están sometidos, aumentan las consecuencias adversas.

A pesar de los considerables avances en la elaboración de intervenciones eficaces, la mayoría de las necesidades para una buena salud mental no están siendo satisfechas ni siquiera en las sociedades más ricas, y en muchos países en vías de desarrollo la tasa de necesidades que no se satisfacen alcanza casi el 100%. Por lo tanto, los problemas de salud mental en los jóvenes representan un importante reto para la salud pública de todo el mundo.

De acuerdo a lo anterior es pertinente mencionar que este año en concordancia con La Federación Mundial de la Salud Mental centrará la campaña del Día Mundial de la Salud Mental 2018 en Jóvenes y salud mental en un mundo cambiante. Es necesario e importante llegar a los jóvenes en el cual se haga posible llamar la atención sobre los problemas que enfrentan nuestros jóvenes y adultos jóvenes en nuestro mundo de hoy y comenzar la conversación sobre lo que necesitan para crecer sanos, felices y resistentes.

https://www.unicef.org/spanish/sowc2011/pdfs/La-salud-mental-del-adolescente.pdf

Visto 289 veces
MALLAMAS EPS INDIGENA
acerca de
©2018 EPS INDIGENA MALLAMAS. Derechos Reservados. Diseñado por CRISOFT S.A.S.

Buscar