Lunes, 18 Marzo 2019 07:54

¿QUE ES LA SALUD AUDITIVA Y COMUNICATIVA?

Valora este artículo
(0 votos)

Es la capacidad efectiva sana del ser humano para oír, ligada a la función de comunicar a través del lenguaje, dicha capacidad depende de las estructuras y fisiología del órgano de la audición, del grado de maduración del individuo y del ambiente sociocultural en el que se desenvuelve. “Oír” y “comunicarse” constituyen una integridad biopsicosocial que no puede fragmentarse. El resultado de esta actividad neurofisiológica permite la comunicación interindividual a través de la materialización de signos multimodales de una lengua de acuerdo con la convención propia de una comunidad lingüística.

PRÁCTICAS DE PREVENCIÓN Y DE AUTOCUIDADO A LO LARGO DE LA VIDA

Qué No debes hacer

  • Introducir objetos extraños ni bastoncillos en el conducto auditivo externo.
  • Intentar extraer los tapones de cera, acude al especialista.
  • Sugerir o recomendar remedios caseros.
  • Hacer duchas o irrigaciones en el oído.
  • Aplicar agua oxigenada sin necesidad.
  • Extraer el agua del oído golpeando la cabeza.
  • Sumergirse o nadar en aguas contaminadas.
  • Poner gotas de leche materna u otras sustancias dentro del oído, es peligroso, causan infección severa y no quita el dolor de oído.
  • Destapar los oídos soplando o tapando las fosas nasales, porque se obstruye la trompa de Eustaquio.
  • No se exponga a ruidos de alta intensidad.
  • Ante la presencia de un cuerpo extraño en el oído no intentes sacarlo.

10 SEÑALES DE PÉRDIDA DE LA AUDICIÓN

En Niños

  • El niño oye bien la mayor parte del tiempo, pero en otras ocasiones no responde.
  • Quiere subir el volumen de la televisión más que los demás miembros de la familia.
  • Dice: “¿qué?” con demasiada frecuencia.
  • El niño dirige uno de sus oídos hacia delante para escuchar, o se queja de que solo puede oír con su oído bueno.
  • Baja su rendimiento escolar, o el profesor se da cuenta de que no escucha ni responde en clase como los demás niños.
  • El niño se queja de que no escucha. Parece obvio, pero muchos padres asumen que el niño simplemente no está prestando atención cuando en realidad se puede tratar de una pérdida de audición no diagnosticada.
  • Parece que el niño no presta atención.
  • Comienza a hablar más alto que antes.
  • El niño le mira con intensidad cuando usted habla, como si estuviera concentrado, lo que puede indicar que está pendiente de signos visuales para interpretar el habla.
  • Si tiene la sensación de que algo no va bien, pero no está seguro del motivo, no lo deje estar. Acuda al médico para que le remita al especialista y disipar así sus dudas.

En Adultos

  • Parece como si las personas estuvieran hablando entre dientes.
  • Dificultades para oír la televisión o le dicen que la televisión tiene un volumen demasiado alto.
  • Dificultades para oír a alguien cuando le llama desde detrás o desde otra habitación.
  • Dificultades para comunicarse en un grupo pequeño de personas, por ejemplo, en reuniones.
  • Dificultades de comunicación en ambientes ruidosos, por ejemplo, en un coche, un autobús o una fiesta.
  • Una necesidad frecuente de pedir a las personas que repitan.
  • Ya no oye el tictac del reloj, el agua corriendo o los pájaros cantando.
  • Dificultades para oír el timbre de la puerta o el teléfono.
  • Su familia, compañeros y amigos dicen que puede estar sufriendo una pérdida de audición.
  • Tiene que leer los labios de las personas que le hablan.
  • Siente que debe concentrarse realmente para oír a alguien hablar o susurrar.

Tomado de:

https://www.minsalud.gov.co/salud/Documents/folleto_pautas_cuidados_auditivos.pdf

Visto 578 veces

Noticias Destacadas

©2019 EPS INDIGENA MALLAMAS. Derechos Reservados. Diseñado por CRISOFT S.A.S.

Buscar