Jueves, 21 Marzo 2019 12:33

DÍA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN

Valora este artículo
(0 votos)

Lema 2019: “No dejemos a nadie atrás”

Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

Este 2019 la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down se centra en el lema "No dejar nadie atrás". Todas las personas con síndrome de Down deben tener la oportunidad de disfrutar de vidas plenas, tanto en igualdad de condiciones con las demás, como en el resto de aspectos de la sociedad; como se recoge en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU — el plan de acción en favor de las personas, el planeta y la prosperidad — que promete que "nadie se quedará atrás".

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.

Las estadísticas mundiales indican que de cada -aproximadamente- 700 concepciones viables, puede nacer una persona con Síndrome de Down. Su nombre surge debido a que John Langdon Down, fue el primero en describir esta alteración genética en 1866; pese a que nunca llegó a descubrir las causas que la producían. En julio de 1958, el investigador Jérôme Lejeune descubrió la presencia de una copia extra en el cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, por ello se denomina también trisomía del par 21.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

En diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas, designó el 21 de marzo como Día Mundial del Síndrome de Down. 

Desarrollo de Niños con Sindrome de Down:

En la mayoría de los aspectos, los niños que tienen síndrome de Down son muy parecidos a otros niños. Tienen los mismos estados de ánimo y las mismas emociones, y les gusta aprender cosas nuevas, jugar y disfrutar de la vida. Puede ayudar a su hijo a crecer y desarrollarse al brindarle la mayor cantidad de oportunidades posibles para que haga estas cosas. Léale a su hijo y juegue con él como lo haría con cualquier otro niño. Ayúdelo a tener experiencias positivas con nuevas personas y lugares.

Cada persona que nace con síndrome de Down es diferente. A medida que su bebé crezca, deberá prestar especial atención a su desarrollo físico e intelectual. Su bebé también puede tener algunos problemas de salud que requieran cuidado adicional. No todos los bebés que nacen con síndrome de Down tienen problemas de salud. No todos los bebés tendrán los mismos problemas de salud.

Salud física: Los bebés que nacen con síndrome de Down tienen más probabilidades de tener los siguientes problemas:

Alimentación. Su bebé puede tardar más en aprender a tomar el biberón o el pecho. La lactancia materna es buena para todos los bebés, incluidos los que tienen síndrome de Down. Su médico, un enfermero, un terapeuta de alimentación u otra madre que tenga un bebé con síndrome de Down pueden brindarle consejos y capacitación especial

Defectos del corazón. Algunos problemas cardíacos necesitan cirugía durante el primer año. Otros problemas se corrigen con el tiempo. Si su bebé tiene un problema cardíaco, su médico lo derivará a un cardiólogo que controlará la salud de su corazón hasta que se corrija el problema.

Audición. Algunos bebés tienen una pérdida auditiva parcial. Los bebés que tienen síndrome de Down tienen trompas de Eustaquio (parte del oído interno) más pequeñas. Esto provoca la acumulación de fluidos. El problema puede aliviarse con tubos. Su médico insertará los tubos quirúrgicamente para liberar el líquido. Algunos bebés tienen daño nervioso permanente. Esto puede causar una pérdida permanente de la audición. Los audífonos suelen ser útiles en estos casos. Sin tratamiento, la pérdida de audición puede afectar el desarrollo del habla de su bebé.

Vista. Pueden incluir cataratas u otros problemas oculares que requieren gafas.

CIBERGRAFIA

Visto 504 veces

Noticias Destacadas

©2019 EPS INDIGENA MALLAMAS. Derechos Reservados. Diseñado por CRISOFT S.A.S.

Buscar