Viernes, 22 Marzo 2019 12:46

“Día mundial de acción contra la tuberculosis 2019”

Valora este artículo
(0 votos)

¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis, es una enfermedad CURABLE causada por un bacilo llamado Mycobacterium tuberculosis que se propaga a través del aire cuando una persona tose, el estornuda o habla. La TB generalmente afecta los pulmones, pero también puede afectar otras partes del cuerpo como los ganglios, las meninges, los huesos, la piel u otros, a este tipo se le conoce como TB extrapulmonar.

No todas las personas expuestas a la enfermedad la desarrollan dada la protección que confiere el sistema inmunológico o de defensas del organismo, por lo tanto, existen dos formas de TB: la infección tuberculosa latente y la enfermedad de tuberculosis (TB activa).

¿Qué síntomas presenta la enfermedad tuberculosa?

El síntoma característico es la tos con expectoración (flema) por más de 15 días acompañada de otros síntomas, tales como:

  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Sudoración nocturna

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

La enfermedad se diagnostica generalmente a través de la valoración clínica de la persona que presente los síntomas, para lo cual el médico tratante podrá ordenar exámenes como la baciloscopia, el cultivo y los rayos X de tórax.

¿Cómo se transmite la tuberculosis?

Una persona que tenga diagnóstico confirmado de TB pulmonar y que no haya iniciado tratamiento puede expulsar bacilos infecciosos al ambiente a través de la tos, el estornudo, al escupir o al hablar especialmente a los contactos más cercanos de su familia, estudio o trabajo.

¿Cómo se previene la tuberculosis?

 En niños menores de 1 año se puede prevenir con la vacuna de BCG para evitar formas graves de tuberculosis infantil.

 En niños que tengan contacto con una persona enferma de TB, debe ser evaluado por el médico para descartar TB activa o iniciar el tratamiento para la infección tuberculosa latente.

 En adultos se puede disminuir el riesgo con la adopción de hábitos de vida saludable como evitar o limitar el consumo de tabaco, sustancias psicoactivas y alcohol, mantener una alimentación sana y prevenir el contagio con el VIH.

 La persona enferma puede proteger la boca y la nariz al toser o estornudar.

 En lugares hacinados se debe garantizar la ventilación e iluminación natural (luz solar), lo anterior ayuda a eliminar el bacilo.

 Una persona enferma debe acceder al tratamiento lo antes posible, con esto se corta la cadena de contagio y evita la propagación de la enfermedad.

Infografia.jpg

Visto 154 veces

Noticias Destacadas

©2019 EPS INDIGENA MALLAMAS. Derechos Reservados. Diseñado por CRISOFT S.A.S.

Buscar