Miércoles, 13 Noviembre 2019 09:58

Al liquidar EPS, gobierno impacta a las que sí funcionan y premia la ineficiencia de las que no.

Valora este artículo
(0 votos)

Con esta medida se desperdician instalaciones que ayudarían a evitar traslados masivos de afiliados, con la consecuente saturación y deterioro de la calidad del servicio.

Liquidar Entidades Promotoras de Salud (EPS) ineficientes o inviables debido a malos manejos administrativos se ha convertido en una práctica perversa en la medida que premia la ineficiencia de quienes incurrieron en esos malos manejos y golpea a las que sí funcionan.

 Prueba reciente de ello es que en los pasados dos meses la EPS Compensar, que en una encuesta reciente fue catalogada como una de las mejores, se ha empezado a ver saturada con los nuevos afiliados que están llegando de EPS recién liquidadas como Cruz Blanca o Emdisalud.

Citas de medicina general prioritarias o del día que antes se asignaban muy rápido, ahora quedan cada vez más lejos. Y lo mismo ocurre con citas para otras especialidades, debido a la creciente demanda de nuevos afiliados, según denuncian pacientes y empleados de la misma EPS.

 Basta ver también lo llena que ahora está, todo el tiempo, la sede de Compensar de la calle 42, una de las más céntricas de la ciudad.
 Al liquidar una EPS ineficiente o inviable, las autoridades están desperdiciando tanto al personal médico como sus instalaciones y equipos, incluidos consultorios, salas de cirugía y centros de fisioterapia, entre muchos otros.
 Para que todos estos valiosos activos sigan funcionando y prestando servicio, en lugar de cerrarla las autoridades más bien deberían simplemente intervenir la EPS disfuncional y sacarla a flote con una reingeniería de sus prácticas administrativas. Esto ayudaría a evitar traslados masivos de afiliados a otras EPS, con la consecuente saturación y deterioro en la calidad de sus servicios.
 Pero como en este país de atravesados, empezando por funcionarios ineficientes, muchas cosas se hacen impulsivamente, sin sopesar con cabeza fría los pros y contras, incluidos los impactos a otras EPS que sí funcionan, termina resultando peor el remedio que la enfermedad.
 Señores autoridades, ya pónganse más serios con este tema, y dejen de premiar perversamente la ineficiencia al liquidar EPS a diestra y siniestra, porque de lo contrario muchos pacientes de EPS que sí funcionan se están viendo seriamente afectados.
 
Visto 91 veces

Noticias Destacadas

©2019 EPS INDIGENA MALLAMAS. Derechos Reservados. Diseñado por CRISOFT S.A.S.

Buscar